Beneficios del DHA durante el embarazo y la lactancia

Un consumo óptimo de DHA durante el embarazo: Mejora ciertos resultados del desarrollo como coordinación de manos-ojos, habilidades motoras, tiempo de atención.(9)  Reduce la incidencia de depresión postparto.(10) 
La suplementación materna con ácidos grasos de cadena larga como DHA durante el embarazo y la lactancia mejora la inteligencia de los niños a los 4 años de edad.(11) 

Las concentraciones maternas de DHA durante el embarazo pueden ser de importancia para el desarrollo cognitivo a largo plazo.(12) Los requerimientos del DHA en infantes pretérmino pueden ser más altos que los que le proveen actualmente las fórmulas infantiles.(13)

 
 
 
 

Fuentes Alimenticias de DHA

Es importante aclarar que el pescado no produce el DHA, más bien lo obtiene a través de la alimentación demicroalgas marinas. Las algas marinas son las principales sintetizadoras de DHA. Muchos tipos de peces pueden estar contaminados con metilmercurio o bifenilos policlorados (PCB), que pueden ser nocivos para el desarrollo fetal (6,7). Estos contaminantes potencialmente perjudiciales tienden a acumularse más en el músculo del pescado que en las partes grasas. 

Las ventajas del uso de las micro algas para la obtención de ácidos grasos omega-3 son varias: se trata de un recurso renovable ya que provienen de cultivos artificiales; el aceite que se obtiene es rico en fosfolípidos, con lo cual es organolépticamente más aceptable que el aceite de pescado.

Desde el punto de vista nutricional, la ventaja más destacable es que los ácidos grasos omega-3 son mucho más biodisponibles cuando se aportan en la forma de fosfolípidos que en la forma de triglicéridos. (8) Este último aspecto es muy relevante y ha reorientado la investigación y el desarrollo de productos conteniendo ácidos grasos omega-3.

Actualmente el interés se centra en la obtención de fosfolípidos marinos, más que en los aceites marinos en base a triglicéridos.

 
 
 

Características del DHA

Es un ácido graso omega 3 que se encuentra presente en todo el cuerpo, pero en grandes cantidades en el corazón y en la membrana
lipídica de la materia gris en la corteza cerebral y de la retina. Representa el 97% de los ácidos grasos omega 3 en el cerebro y el 93% 
de todos los ácidos grasos omega 3 de la retina. (1,2,3) 

Es importante tanto en la etapa prenatal como postnatal para el desarrollo óptimo del sistema nervioso, cerebro y ojos del bebé, 
particularmente durante los primeros 2 años de vida y la infancia temprana. (4-5)

En resumen, el consumo de DHA durante el  embarazo y la lactancia es importante para el óptimo desarrollo neurológico y el
crecimiento del recién nacido.